Se ha producido un error en este gadget.

martes, julio 29, 2008

Cómo ayudar a reducir el calentamiento global

La batalla para combatir el calentamiento global en América Latina depende de las políticas adoptadas por los Gobiernos para mitigar sus efectos, pero hay pequeñas acciones individuales que, si son practicadas en conjunto por la sociedad, pueden ayudar a reducir sus consecuencias.
La producción de energía está directamente asociada al calentamiento global, provocado por las emisiones de bióxido de carbono que se generan por la quema de combustibles fósiles como el petróleo y el carbón, señala el Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales (NRDC, por su sigla en inglés), una ONG estadounidense.
Como consumidores de energía, hay algunas medidas que podemos tomar para ayudar a aminorar los efectos de ese problema, economizar recursos y dinero.
A continuación, algunas de las medidas que se pueden tomar, recomendadas por la NRDC:
* Activismo - Más leyes son necesarias para enfrentar el calentamiento global: autos más limpios y plantas generadoras de energía más limpia. Envíe mensajes a legisladores, jueces y funcionarios gubernamentales electos, haciéndoles saber que los responsabilizas de lo que hagan, o dejen de hacer, respeto al calentamiento global.
* Elija un vehículo eficiente - Al comprar el próximo auto, escoja uno menos contaminante y más eficiente, que se ajuste a sus necesidades. Compare el rendimiento en consumo de combustible para hacer la elección. Sincronizar el motor del auto y mantener las llantas bien infladas, ayudarán ahorrar combustible.
Dejar el auto en casa una vez por semana, organizar traslados de grupo, caminar o usar bicicleta para distancias cortas y tomar el transporte público son otras medidas que impactan positivamente en la salud y el bolsillo.
* Electrodomésticos - Comprar aquellos de consumo eficiente de energía. Quizás pague un poco más, pero ahorrará en el costo de electricidad y reducirá la contaminación que producen las plantas de energía.
Los refrigeradores consumen la mayor cantidad de electricidad del hogar. Los modelos actuales gastan menos de la cuarta parte de la energía que los de hace 30 años. Por eso, comprar un modelo más reciente podría significar enormes ahorros de energía.
* Desconecta - Otras medidas en la casa incluyen desconectar electrodomésticos que raramente se utilizan y cargadores de electrónicos portátiles. Usar "power strips" o adaptadores para conectar varios electrodomésticos a la vez, que tienen un interruptor para apagarlos cuando no se están usando.
Se cree que productos como el televisor o el sistema de sonido están apagados, pero su consumo de energía puede ser equivalente al de una bombilla de 75 o 100 voltios encendida continuamente.
* Computadoras - Póngala en el modo de dormir encendido, permitiendo que utilice menos energía en períodos de inactividad.
* En la casa - Utilice la luz del sol sabiamente. Durante el invierno, abra las cortinas durante el día, pero ciérrelas en la noche para reducir la cantidad de calor que se pierde por las ventas. Si es posible, emplee calentadores portátiles en las habitaciones que está usando, para evitar la calefacción en toda la casa.
Use la lavadora de ropa y de platos sólo cuando estén llenas, y prefiera el agua fría. Apague las luces cuando salga de un cuarto. Use aislantes apropiados en ventanas, conductos y sistemas de calentamiento-enfriamiento para mantener esos costos bajos, especialmente si vive en una casa más vieja.
* Bombillas - Cambie los focos por compactos fluorescentes, que duran 10 veces más que los incandescentes. Son más caros, pero ahorrará unos 15 dólares en energía al año (en Estados Unidos) y 60 dólares en su vida útil, además de mantener media tonelada de bióxido de carbono fuera del aire.
Fuente info: http://www.elimpulso.com/
Fotografía: http://www.lawebdetafiviejo.com.ar/?p=441